¿Tributa mi indemnización por despido?

 

Analicemos la evolución del citado artículo:

Texto Original.

e) Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato.

Cuando se extinga el contrato de trabajo con anterioridad al acto de conciliación, estarán exentas las indemnizaciones por despido que no excedan de la que hubiera correspondido en el caso de que este hubiera sido declarado improcedente, y no se trate de extinciones de mutuo acuerdo en el marco de planes o sistemas colectivos de bajas incentivadas”.

Con esta redacción original, el límite de la exención de la cuantía de indemnización era el establecido para cada modalidad de despido en el Estatuto de los Trabajadores.

Se recogía la figura del denominado “Despido Exprés”, que era una modalidad utilizada con cierta frecuencia por las empresas, en la que se reconocía la improcedencia, en este caso la indemnización recibida también estaba exenta de tributar.

Vigente entre 1/1/2010 y 11/2/2012.

“e) Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato.

Cuando se extinga el contrato de trabajo con anterioridad al acto de conciliación, estarán exentas las indemnizaciones por despido que no excedan de la que hubiera correspondido en el caso de que éste hubiera sido declarado improcedente, y no se trate de extinciones de mutuo acuerdo en el marco de planes o sistemas colectivos de bajas incentivadas.

Sin perjuicio de lo dispuesto en los párrafos anteriores, en los supuestos de despido o cese consecuencia de expedientes de regulación de empleo, tramitados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores y previa aprobación de la autoridad competente, o producidos por las causas previstas en la letra c) del artículo 52 del citado Estatuto, siempre que, en ambos casos, se deban a causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o por fuerza mayor, quedará exenta la parte de indemnización percibida que no supere los límites establecidos con carácter obligatorio en el mencionado Estatuto para el despido improcedente”.

En esta segunda fase, se mantiene la exención con los topes establecidos en el Estatuto de los Trabajadores, se mantiene igualmente la exención en el caso de los “despidos exprés”, pero se crea un nuevo límite, y es el aplicado en el caso de que el despido tenga carácter colectivo u objetivo, quedando en estos casos exenta la cuantía que se reciba en cuantía de indemnización, que puede ser superior, siempre y cuando no se supere la cuantía que hubiera correspondido recibir en el caso de que se declare el despido improcedente.

Vigente desde 12/2/2012.

“e) Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato.

Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior, en los supuestos de despidos colectivos realizados de conformidad con lo dispuesto en el art. 51 del Estatuto de los Trabajadores, o producidos por las causas previstas en la letra c) del art. 52 del citado Estatuto, siempre que, en ambos casos, se deban a causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o por fuerza mayor, quedará exenta la parte de indemnización percibida que no supere los límites establecidos con carácter obligatorio en el mencionado Estatuto para el despido improcedente

Esta redacción fue introducida por con la entrada en vigor del Real Decreto Ley 3/2012, de 10 de febrero de 2012, conocido como La Reforma Laboral.

La Reforma Laboral entró en vigor el día de su publicación en el B.O.E., el 12 de febrero de 2012, sin embargo, posteriormente tuvo que ser aclarado en lo que a este respecto se refiere por la Ley 3/2012 de 6 de julio de 2012, en vigor desde el día 8 siguiente.

Mediante el texto no aclarado de la Reforma Laboral, se suprimió el párrafo segundo de la Letra e) del artículo 7 de la Ley del IRPF, de manera que a partir de esa fecha las indemnizaciones recibidas de despidos exprés quedarían obligadas a tributar, sin embargo, mediante la citada Ley 3/2012, disposición final 11ª, se aplazó el efecto de esta inaplicación de la exención, por lo que los despidos exprés practicados antes del 7 de julio de 2012, mantuvieron esa exención.

Ante todos estos cambios normativos, es incluso la propia Agencia Tributaria (Modificaciones tributarias introducidas por la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral), la que aconseja que para evitar cualquier duda sobre el pacto de la cuantía de indemnización, la necesidad de interponer la preceptiva papeleta de conciliación para que o bien en vía administrativa o incluso judicial, se reconozca esa improcedencia.

Redacción recogida en el Proyecto de Ley.

«e) Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con Carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato.

Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior, en los supuestos de despidos colectivos realizados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, o producidos por las causas previstas en la letra c) del artículo 52 del citado Estatuto, siempre que, en ambos casos, se deban a causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o por fuerza mayor, quedará exenta la parte de indemnización percibida que no supere los límites establecidos con carácter obligatorio en el mencionado Estatuto para el despido improcedente.

El importe de la indemnización exenta a que se refiere esta letra tendrá como límite la cantidad de 180.000 euros.»

Con recientes propuestas de modificación que se recogen en el Proyecto de Ley, y que no creemos sufran una alteración sustancial hasta aprobación en el Senado y posterior publicación en el B.O.E., en lo único que altera la normativa vigente hasta la fecha, es en la introducción de un nuevo límite, que es una cuantía fija de 180.000 euros, teniendo que tributar todas aquellas indemnizaciones que superen esa cantidad

Y, ¿Cómo tributaría el exceso del límite exento?

El exceso sobre los límites exentos sometidos a tributación, se calificarán como “renta irregular” cuando el periodo de tiempo trabajado para la empresa sea superior a dos años, pudiéndose aplicar por ello la reducción del 40% reconocida en el artículo 18.2 de la Ley del IRPF.

No obstante, existen varios límites:

a)      Con carácter general la cuantía a la que se aplique esta reducción no puede superar los 300.000 euros.

b)      Con carácter específico, desde el 1 de enero de 2013, y en virtud del citado artículo 18.2.b)2º, no se aplicará la reducción cuando el importe de la indemnización no exenta esté por encima del millón de euros. En el caso de que la cuantía no exenta esté entre 700.000,01€ y 1 millón, el máximo al que se aplicará la reducción del 40% será el resultado de minorar 300.000 euros en la diferencia entre la cuantía del rendimiento y 700.000 euros.

Esta modificación cuya entrada en vigor será próxima, realmente mantiene la normativa para la mayoría de las indemnizaciones, no obstante, ante cualquier duda les rogamos que se pongan en contacto con nosotros a través de nuestro servicio de Asesoría Jurídica. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.