Sobre los SWAP y el deber de información de las entidades bancarias

El pasado día 13 el Tribunal Supremo en su Sentencia nº 633/2015, en el que nuevamente se declara la nulidad de un Contrato SWAP suscrito con una mercantil, y establece unos criterios a tener en cuenta para valorar si el mismo es anulable o no, y que podemos resumir en los siguientes puntos:

La entidad debe informar:

1) CONFLICTO DE INTERESES. “Los beneficios de una parte en el contrato Swap constituyen reflejo inverso de las pérdidas de la otra parte”. El Banco gana cuando los intereses bajan y por tanto el cliente paga.

2) Debe informar sobre el valor de mercado inicial del swap. No está obligado a informar sobre su previsión en la evolución de los tipos de interés, pero sí sobre el reflejo que tal previsión tiene en el momento de la contratación.

 

3) COSTE DE CANCELACIÓN. Información esencial que se debe facilitar.

4) Deber de información de forma clara del desequilibrio entre las cargas que soporta el cliente si el interés baja, y las que soporta el banco cuando sube. Por norma, lo que pagaba el cliente en caso de una disminución de los intereses, es más de lo que pagaba el banco cuando sube.

5) Informar al cliente, que existe un riesgo ilimitado que puede ser real, incluso ruinoso.  

Y si no mantienen este deber de información, quedará viciado de nulidad el contrato, independientemente de que, como en este caso, el cliente sea una mercantil puesto que “que sea mercantil no supone que sea un experto; la formación exigible para contratar este tipo de productos no es la de un simple empresario sino la de un profesional del mercado de valores”.

Por lo tanto, independientemente, de que nos encontramos ante un consumido o una mercantil, la posibilidad de que se declare la nulidad del contrato siempre será alta si no se han cumplido rigurosamente los deberes de información por parte de la entidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.