«Okupación»

¿Qué hacer si ya está ocupada la vivienda?

Propietario de la Vivienda.

El propietario podrá acudir a la vía penal, bien mediante denuncia en la comisaría o bien en el Juzgado de Guardia, ya que la ocupación ilegal de vivienda está tipificado como Delito en el Código Penal, artículo 245.2, los requisitos para que existiera conde serían:

– Intención de permanencia en la vivienda por los ocupantes.

– Que el ocupante lo sea sin justo título.

– Que el propietario no haya permitido ni consienta la utilización de su vivienda.

– Dolo. Que quién entra en la vivienda lo haga consciente de que tiene otro propietario.

A la otra vía que puede acudir el propietario y la más eficaz (puesto que los Juzgados de lo Civil sí pueden efectuar el desalojo), es a la vía civil.

Para iniciar el trámite habría que instar demanda ante los Juzgados de 1ª Instancia del Partido Judicial donde radique la finca, las acciones que se puede ejercitar son varias:

a) Juicio Verbal para la tutela sumaria de la posesión de una cosa o derecho por quien haya sido despojado de ella o perturbado en su disfrute. Este procedimiento se ampara en el artículo 250.1.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil(LEC). La ocupación tiene que tener una duración de menos de un año, para evitar los límites impuestos por el artículo 460 del Código Civil. Carecería de efectos de cosa Juzgada.

b) Juicio Verbal para la efectividad de los derechos reales inscritos, acción recogida en el artículo 250.1.7 de la LEC. Sin efectos de cosa Juzgada.

c) Juicio de desahucio por precario, que se recoge en el artículo 250.1.2 de la LEC. Sí tendría efectos de cosa Juzgada.

Comunidad de Vecinos y/o vecinos. Como ya avanzábamos, cuando se produce una ocupación nos encontramos ante unos perjudicados colaterales, que son los vecinos  de la vivienda ocupada así como el resto de los comuneros de la finca, que se encuentran ante molestias, daños o gastos que esa ocupación ilegal les produce.

En este caso para que se produzca el cese de las actividades molestas primero habrán de dirigirse al propietario, y en el caso de que el llamamiento sea desatendido (se suele dar en los casos en los que la propiedad pertenece a una entidad bancaria), existen dos opciones:

Vía Penal, presentando denuncia por los daños ocasionados y la inactividad del propietario. Este procedimiento se dirigiría únicamente contra el propietario.

Vía Civil, este procedimiento se dirigiría contra el propietario y los ocupantes de la vivienda, en el mismo se podrán solicitar el cese de las actividades molestas así como el abono de una indemnización en concepto de daños y perjuicios.

Si usted se encuentra en una situación de ocupación de su vivienda, le aconsejamos que busque un asesoramiento rápido, puesto que el tiempo en este tipo de procesos es relevante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.